lunes, 12 de septiembre de 2011

Se acabó el verano

Se acabó el verano. Terminó la vorágine de sol y viajes. Finalizó el tiempo libre tan lleno de tareas. Volvemos a la rutina del invierno, a la vida ordenada y el sedentarismo. Así que estoy pensando en comenzar otro serial... tengo una idea por la cabeza dando vueltas, no sé muy bien para cuanto dará, ni el final, ni... pero lo importante, es decir, ganicas de escribir... tengo.

No tengo título, ni claros los personajes, tampoco sé dónde ir, ni cómo orientarlo, pero en cuantico hile dos letritas... comenzamos.

No parpadeeis porque si lo haceis, os lo perdeis.

6 comentarios:

buhasapos dijo...

Aquí me tienes, sin parpadear. Se me están secando los ojos, pero no pienso perdérmelo, ¡Adelante!!

Anónimo dijo...

dale dale que pa luego es tarde !!!

eduard blanco dijo...

Aunque no me deje caer de últimas, me acuerdo mucho de ti.

Tienes la llave de la puerta que da a los sueños realizables.

Suerte y perseverancia con lo que sea que proyectes escribir.

Rintintín

DP El día menos pensado me presento ahí con la francesa de marras. O en defecto con la familia.

Abraçada

Anónimo dijo...

Estupendo, y que halla mucha sangre, y mucha emoción...
Gracias por hacernos tan felices

BUHASAPOS Elongando dijo...

Se acabó el verano y pasaron las Navidades. Sigo sin parpadear. No quisiera romper la concentración, ni asustar a las musas, pero ¿como va todo?

don Gerardo de Suecia dijo...

A las estrellas no les importa

No es posible contarles
leyendas y cosas así...
Dicen que caen estrellas
cada vez que alguien muere.

En el frío de las noches, escuchando
la música helada del viento,
oía los perros aullando
como aúllan por alguien que ha muerto.

A las viudas oía gritando
y a los niños sollozando por pan.
A las estrellas no les importa
si las personas vienen o se van.