sábado, 13 de junio de 2009

Recordatorio

Llegados hasta aquí, me gustaría hacer un parón y recordar lo publicado en este blog hasta el momento, para ofrecerles a los nuevos seguidores aquellos relatos que por ser anteriores, tal vez han pasado desapercibidos. Gracias a todos por vuestro apoyo.

Alpargatero. Un baile. Unos recuerdos. Una vida. "El Tolosano". Los lectores más fieles sabrán encontrarle la continuación a Nieto de alpargatero en este relato.

Binza. El primer relato que se publicó aquí, tal vez por eso pasó desapercibido. Me salió de amor. Nunca cogereis una cebolla igual tras leerlo.

Castañas pilongas. Uno de los relatos que me han dado y me darán más alegrías. Anselma y Francisca separadas por un tabique. Sirvió para que alguno supiese que las pilongas se comen con garbanzos.

El pueblo de Dieste. El primer relato de mi vida por encargo. Gracias José Ramón. Leyenda sobre la creación de un pueblo en la reconquista, de donde provienen los Dieste.

El puntal de la vida. Mi mayor obra en extensión hasta el momento. Pedro y Félix salen de Tellerda para vivir una aventura en la España del s.XVI. LLegarán a embarcar en la Armada Invencible. El único que alguien se ha atrevido a ilustrar, fue ikado, gracias.

La cruz del escudo. La polémica sobre la Cruz en la camiseta del equipo de fútbol de Huesca, lo sacó de mi cajón. Es un relato que no supo apreciar Antón Castro. La leyenda sobre San Jorge en los campos de Alcoraz. Basta de dragones.

La gaita con volantes. Sin duda el relato al que más cariño le tengo. LLoré al escribirlo. Lloré el día que tuve que leerlo, y ví llorar a quien me lo encargó. Los gaiteros aragoneses tienen corazón.

La predicción. Hoy es fácil, te haces una prueba y un tipo que ni te conoce te dice el sexo de tu hijo. Pero en Tellerda hubo otros métodos... y no menos fiables.

La señal de la cruz. Dedicado a todos los habitantes de Lagunarrota. Gracias a Carlos y los suyos. Se lo debía a Berbegal. Iré a levantar el mayo. Prometido. Este relato tiene mucho escondido. Dicen que la cruz aún esta, por lo menos su espíritu.

Léeme. Mariano me lo pidió. No sé negarme. La Fraternidad quiso publicarlo. Los rastrillos tienen su encanto, son causa justa y siempre hay algo que necesita ser comprado.

Redención. Otro de mis textos favoritos. Grandes personajes. ¿Necesitan redimirse de sus pecados, de si mismos o del Ruché?

Tres amigos con suerte. Los tres son felices. Los tres no lo son. Los tres piensan que se equivocaron.

Sin reblar. Una historia de dos derrotas. Un amor imposible. Dos combatientes de la 43. Mirlo y Andresico. Una sola orden.

Viento. Seguramente mi relato más poético. Fue escrito como colofón al malogrado libro "De Ciento a Viento" que pensaba editar con el gran Jaloza

Niban. El Japón más clásico. Li Homanpei, un héroe de leyenda. Todo samurai siempre quiso un niban a su lado

Mi camisclo azul. Todos quieren tener uno. Surrealismo polisémico. Quizás encuentres uno.

Mientras sigo preparando más relatos, revisad ese que os falta. Tal vez os guste. Gracias a todos otra vez

11 comentarios:

Luis Borrás Dolz dijo...

Si fuera la carta de un restaurante no podría elegir sólo uno.
Un fuerte abrazo.

El hombre invisible dijo...

sssstupendo. Un índice para no perderse en "Tellerda Fiction Country". Repasaré su obra con el sosiego que me permitan los chupitos de burbon que tomo mientras navego.

Mónica dijo...

Buena selección de vinos. Gracias por tu visita y tus amables palabras.

Si el pequeño dios blogger me deja manejar mi plantilla, ultimamente tenemos algún que otro desencuentro, te añadiré ahora mismo a mis enlaces.

Un saludo,

Mónica

angelicamorales dijo...

Me encanta el modo que tiene de publicitarse y de poner al personal en su sitio.
Prometo leerme su magna obra.
Por cierto, ¿en qué consiste excatamente la generación Guirlache?
¿Hay que reunir algún requisito especial o sólo estar dispuesto al cachondeo?

Ya me dirá, primo


Saludos de fiesta

El hombre invisible dijo...

Señor de Tellerda: ¿Tengo que esperar más fotografías para hacer su encargo? Por cierto ¿cuál era su encargo? ¿se ha dejado el grifo abierto de la ducha? Conteste a la primera pregunta, please.

EDU dijo...

¿Cómo no respiras? ¿Tengo que entrar a despertarte a patadas en los ..o qué? Pero di algo, hombre de Tellerda. ¿Qué pasa con los relatos de tráfico de órganos? y los artículos de opinión. Ay si el Capitán te viera Iñigo, ibas a enterarte lo que vale un valadí.
Que sepas, que sigo aquí, a la expectatiwa, esperando tus textos.
Y como vuelvas a subestimar tu propia calidad literaria subiré a tu Tellerda de Mar y pasaré el fin de semana con mis siete hijos, tres cuñadas, una suegra y una mujer que ocupa en carnes lo de toda la comarca.Ah, y los quince nietos.

Un abrazo

El ahorcado pálido del árbol, que al quedarse sin caballo dejo de ser jinete.

edu dijo...

Un descanso le ira bien, para aposentar letras y carnes, para disfrutar las finales de baloncesto y la familia. Para desescribirse y reescribirse, para leer y pensar.
Por un casual, ¿Bajan ustedes hasta la costa dorada entrados los calores?
Si fuera el caso, hágamelo saber.
Bueno JM, hasta aquí, a la par hemos llegado, desde el septiembre pasado.
Ponga alguna nota de cuando en cuando, que no quede en agua de borraja la ventura.
Es innegable que hubieron buenos momentos. Y para ser novatos no nos fue tan mal.
Quedamos On-Line

Edu

Rubentxo dijo...

Revisaré, revisaré...
Buen repaso.
¿Empieza nueva etapa?
Saludos!

El hombre invisible dijo...

Me falta uno. Justo era el que me gustaba. Jooooooooooooo

El hombre invisible dijo...

Lo soy, lo soy... soy fan de Tim Burton y también de Richard Burton. Incluso me dejo caer por el Bar Ton.

El hombre invisible dijo...

Se adelantó en su comentario. Estaba preparando algo para Farrah cuando me enteré lo de Michael Jackson. Vaya día para los ochenteros.